¿Nada Nuevo Bajo el Sol?: Caraterísticas del Cloudcomputing

Los fundamentos técnicos han estado con nosotros desde hace algunos años, de hecho el Software como Servicio (SaaS) es un modelo de negocios ya maduro en muchos mercados, por ejemplo, en aquellas aplicaciones Cliente-Servidor en donde el Proveedor proporciona acceso a sus Clientes vía remota, ya sea a través de Internet o de una WAN. El modelo anterior se conoce como ASP (Application Service Provider) desde los 90’s.

Es debido considerar, que el modelo de los ASP y su contribución al márgen de sus clientes, fue puesto en duda muchas veces debido a los costos de infraestructura y mantenimiento, seguían siendo altos para los proveedores y por lo tanto, era difícil trasladar una mejor oferta de costo a los clientes. Además, encontrabamos el problema de la canibalización de los modelos On-Premise por parte del modelo SaaS para un mismo producto. Ésto se subsanó en muchos casos, ofreciendo versiones ASP con una menor cantidad de funcionalidades.

El nuevo SaaS: Cloudcomputing

Hoy, tenemos que las ofertas SaaS han mejorado significativamente frente al modelo ASP y para delimitar adecuadamente el nuevo modelo, lo llamaremos Cloudcomputing. Ésta mejora es gracias a que muchas aplicaciones están siendo diseñadas y construidas desde un principio utilizando tecnologías WEB.

Algunas de las características que definen el nuevo modelo Cloudcomputing.

Multi-inquilino: Las aplicaciones multi-inquilino permiten a a múltiples clientes utilizar un sólo conjunto de recursos: servidor, aplicación y base de datos. Teóricamente, la arquitectura multi-inquilino mantiene los costos de infraestructura y mantenimiento bajos, de tal manera que los proveedores puedan trasladar esos ahorros  a sus clientes en forma de bajos precios de suscripción.

Basado en Interfases WEB: El viejo modelo de ASP/Cliente-Servidor no está diseñado para ser ejecutado a través de Internet y de hecho mantienen muchos de los costos asociados a una implementación tradicional de las aplicaciones On-Premise. En contraste las aplicaciones Cloudcomputing fundamentadas en tecnologías WEB, son altamente configurables y actualizables, ya que sólo necesitan el ubicuo navegador WEB para que el usuario las ejecute. Ésta diferencia tecnológica lleva a una importante diferencia económica, dinámica y flexible, en donde el software puede ser entregado al cliente cuando lo necesite y personalizado para que cumpla con los requerimientos de su negocio.

Valor inmediato para el Cliente: La arquitectura Cloudcomputing  y el fundamento de ser construido con tecnología WEB, permite la entrega inmediata de valor al cliente. Proporcionanándole pruebas de concepto, demos e inclusive ambientes productivos en cuestión de minutos, no horas, semanas o días.

Paga mientras lo utilizas: El pago es mediante un modelo de suscripción, pagas lo que utilizas y sólo por el tiempo que lo utilizas. Una vez que ya no necesitas más del servicio, simplemente, puedes dejar de pagar, sin ninguna penalización. No realizas inversiones de capital. No menciono el caso del modelo Freemium, ya que en ese caso no hay pago.

Conclusión.

El verdadero modelo Cloudcomputing, ofrece flexibilidad y bajo costo a los usuarios. El verdadero Cloudcomputing reemplaza las aplicaciones rígidas, complejas, difíciles de modificar por aplicaciones que incrementan la productividad, ROI y disminuyen el TCO. El verdadero Cloudcomputing también reemplaza la limitada funcionalidad de las aplicaciones en caja, con una capacidad de integración, sencilla y ágil con aplicaciones de terceros para solventar necedidades específicas de cada cliente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s